Crédito Hipotecario en Venezuela

por DForce

en Créditos

La manera más fácil de obtener un crédito hipotecario en Venezuela es cotizar en el LPH (Ley de Política Habitacional), en donde se establece el Ahorro Habitacional Obligatorio, en donde tiene que haber aportes tanto por parte de los empleados como de los empleadores, no importando si se trabaja en el sector público o en el privado.

El crédito hipotecario será otorgado en el bando en donde en empleado ha cotizado la LPH; los bancos autorizados según la ley son: Banco Mercantil, Banco de Venezuela, Banco Sofitasa, Banco Hipotecario Latinoamericano, Banca Corp, Banesco, Provivienda, Norval Bank, Fondo Común Banco Universal Cas Propia EAP, Del Sur Banco Universal, Central EAP, Banco Canarias de Venezuela y Mi Casa EAP.

¿Que hago si no soy empleado y trabajo por mi cuenta?

Si quieres un crédito hipotecario en Venezuela, puedes cotizar en la Ley de Política Habitacional haciendo tus aportaciones de manera voluntaria. Tienes que depositar el 3% de tus ingresos mínimo durante doce meses, y presentar una declaración ante el banco que escojas en donde declares el total de tus ingresos en ese año.

El monto máximo de la casa que se puede comprar es de hasta 50 millones de bolívares según la capacidad de pago del solicitante.

El tiempo máximo para liquidar estos créditos hipotecarios es de 20 años, y con una taza de interés desde el 5.16% anual hasta el 10.32%, esto depende del monto que se vaya a prestar y de los ingresos promedios mensuales de la persona que solicita el crédito.

Requisitos para crédito hipotecario con LPH

  • Venezolano de nacimiento o extranjero con más de 5 años de residencia en el país.
  • Ser padre o madre de un venezolano.
  • Tener mínimo 12 meses cotizando.
  • Cotizar en el Fondo Mutual Habitacional.
  • No poseer vivienda principal
  • Presentar una declaración jurada de que se habitara la vivienda

crédito hipotecario venezuela

{ 1 comentario }

Edgar

Recientemente fue aprobado el instructivo para el otorgamiento de créditos para la ampliación, remodelación y autocontrucción de viviendas principales a intereses sociales para aquellas familias cuyos ingresos no superen los 5 salarios mínimos, destinados a aquellas personas con menores recursos.

No se permiten comentarios

{ 1 trackback }

Artículo Anterior:

Siguiente Artículo