Confianza En La Economía De México

por admin

en Economía

¿Qué ha sucedido en la economía mexicana en las últimas semanas para que, tanto los consumidores como los analistas, sin olvidar a los participantes en los mercados financieros, hayan recuperado la confianza? Esta es la pregunta.

No hace falta ser muy inteligente para comprender que entre las condiciones del progreso económico se encuentra el binomio seguridad – confianza. Por ejemplo: a mayor seguridad mayor confianza; a mayor confianza más ahorro; a más ahorro más inversiones; a más inversiones más empresas, más empleos, más riqueza, y a más de todo lo anterior más progreso económico, que requiere, entre sus causas, del binomio seguridad – confianza. ¿Cómo andamos, en México, en materia de confianza?

Mes tras mes, gracias al trabajo del INEGI y del Banco de México, los analistas contamos con dos encuestas que nos permiten conocer el estado y la evolución de la confianza, entre los consumidores, y entre los principales analistas de economía del sector privado. En el primer caso se trata del Indicador Sobre la Confianza del Consumidor y, en el segundo, de la Encuesta Sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado, de la cual se desprende el Indice de Confianza de los Analistas Económicos del Sector Privado.

En las últimas semanas la confianza de unos (los consumidores, que viven la economía) y otros (los analistas, que la estudian) ha aumentado, lo cual coincide con el comportamiento reciente de los mercados financieros, que muestra una recuperación de la confianza. ¿Qué quiere decir que la bolsa de valores gane, que las tasas de interés bajen, y que el peso recupere terreno frente al dólar? Entre otras cosas, que los agentes económicos que participan en esos mercados (comprando y vendiendo dólares y/o acciones; ofreciendo y demandando crédito) ven el futuro, o con más confianza, o con menos desconfianza, tal y como ha sucedido en las últimas semanas. Por ejemplo: en abril la bolsa de valores ganó 10.1%; el peso se revaluó 4.6% frente al dólar, y la tasa de interés bajó de 8.43 a 6.73%.

¿Qué tenemos? Una recuperación de la confianza, lo cual me lleva a la siguiente pregunta: ¿por qué? ¿Qué ha sucedido en la economía mexicana en las últimas semanas para que, tanto los consumidores como los analistas, sin olvidar a los participantes en los mercados financieros, hayan recuperado la confianza? Esta es la pregunta.

No se permiten comentarios

Artículo Anterior:

Siguiente Artículo