Los Indignados ¿Qué los Mueve?

por admin

en Libros de Economía

El texto de Hessel que inspiro el movimiento de los indignados en el mundo.

¿Qué esta pasando en la plaza del Sol? ¿En Wall Street? Y en tantas ciudades de norteamerica en Chile, en casi todas las capitales de Europa, ¿Qué quieren? ¿Que rechazan, que impulsa a tanos jóvenes de todo tipo de clases sociales e ideologías a acampar y protestar en plazas publicas?

La respuesta es difícil es muy diversa y compleja, para ello se debe de tener en cuneta la historia y situación de cada uno de los países y ciudades involucrados, pero este movimiento tiene en común algo para todos, no en vano se reconocen a si mimos como “indignados”.

Para avanzar un poco en la comprensión es importante recordar un libro reciente de 2010 “Indignate de Stephane Hassel” que ha recorrido todo el mundo pero directa o indirectamente ha inspirado sobre a todo a jóvenes de España y Chile.
Hassel que nació el 20 de Octubre en Berlín en 1971 es un diplomático y político francés, fue miembro de la “Francia Libre” durante la segunda guerra mundial y debido a su origen Judío fue capturado y torturado por la Gestapo y preso en los campos de concentración de Buchenwald y Dora-Mittelbau. Es uno de los redactores de la declaración universal de Derechos Humanos (1948).

Hoy Hassel tiene 93 años y escribe para recordar a los valores por los que lucho, los valores de la democracia moderna que asegura son mas necesarios que nunca pues “todos juntos debemos de velar porque nuestra sociedad sea una sociedad de la que podamos estar orgullosos, no esta sociedad de “sin papales” de expulsiones, de recelo hacia los inmigrantes, no esta sociedad que pone en duda la jubilación, el derecho a la seguridad social, y una sociedad donde los medios de comunicación están en manos de la gente pudiente.

Esta denuncia-manifiesto, la hace el diplomático en medio de la crisis europea, que amenaza con destruir los logros emanados de la derrota del nazismo y el fascismo después de la segunda guerra mundial, el “estado de bienestar” y la democracia representativa. En suma, las de Hassel no son propuestas nuevas, lo nuevo esta en la denuncia de los últimos retrocesos sociales.

Nos recuerda que las ideas que animaros a la resistencia francesa y, después, a la Declaración universal de los Derechos Humanos son “la instauración de una verdadera democracia económica y social” donde el interés general debía primar sobre el interés particular y el reparto justo de las riquezas creadas por el mundo del trabajo, sobre el poder del dinero.

Luego observa que en nuestra época, nunca había sido tan importante la distancia entre los mas pobres y los mas ricos, ni tan alentada la competitividad y la carrera por el dinero, en esta situación donde Hassel encuentra el pivote para la indignación actual, narra como en su juventud, las razones de fondo eran las mismas que hoy democracias amagadas o párvulas, desigualdad, pobreza y libertades que lo son solo nominales, que para su generación el enemigo era visible: Hitler, Franco, Mussolini, en cambio, en nuestros tiempos la amenaza es la misma pero mas sutil, ya no hay un tirano irracional que nos intimide, lo que hay son fuerzas ciegas de mercado que nos esclavizan veladamente.

Ante esta situación histórica que parece dejarse vencer por fuerzas retrogradas, Hassel conmina a sus jóvenes lectores “apelemos a una insurrección pacifica contra los medios de comunicación que no proponen otro horizonte para nuestra juventud que el consumo de masas, el desprecio hacia los mas débiles y hacia la cultura, la amnesia generalizada y la competición a ultranza de todos contra todos, a aquellos que harán el siglo XXI, les decimos, con todo nuestro afecto. Crear es resistir, resistir es crear”.

Contra la epidemia de desesperanza, pereza y apatía “Indígnate” es un texto que hay que conocer no solo para comprender los movimientos sociales que hoy pugnan por cambiar al mundo, sino quizá, también para indignarnos nosotros mimos.

No se permiten comentarios

Artículo Anterior:

Siguiente Artículo