Breaking Bad – Ejemplo del Negocio Perfecto

por admin

en Negocios

La exitosa serie de Breaking Bad, terminó a finales de Septiembre y considerándome fan la verdad es que la extraño un poco, pero Breaking Bad, a mí me dejó más que un buen rato de diversión y mucho suspenso, sobre todo cuando leí que Warren Buffet, el rey midas de la bolsa y el tercer hombre más rico del mundo, calificó a la serie en la revista “The Economist” como uno de los mejores estudios disponibles sobre la dinámica de los negocios modernos.

Esto sin duda llamó mi atención y después de pensar un poco me empecé a dar cuenta de cada uno de los puntos de porqué Breaking Bad es un ejemplo del negocio perfecto.

Por supuesto que podemos tomar como ejemplo el modelo de negocio de Walter White “Heisenberg” suponiendo que las anfetaminas son un producto legítimo y entonces es un negocio 100% legal.

Breaking Bad  negocio perfecto 1

1. Elegir el socio correcto

Walter era un profesor de química que entendía tan bien su materia que sólo el podía y sabía como fabricar el mejor producto. Pero no sabía ni cómo venderla y mucho menos a quién. Su socio Jesse, conocía las calles y aunque al principio no era un experto, encontró la forma de hacer mucho dinero con el producto de Walter.

¿Imagina que Walter hubiera elegido otro genio de la química de socio como él? Encontró un socio que fortalecía su mayor debilidad.

2. La calidad del producto

Si te das cuenta Walter siempre estaba obsesionado con la calidad del producto, pocas veces se habló de fijar un precio. El sabía que si tenía el mejor producto la gente pagaría lo que fuera. Para lógralo cuidaba hasta el mínimo detalle. De principio a fin siempre fue su mayor obsesión.

3. Distinción del producto

Seguramente te acordaras de la “blue meth” todo mundo sabía que el producto azul era de “Heisenberg” y que era el mejor.

4. Adaptación al cambio

Siguiendo un poco con la “blue meth”, recordarás que siempre era un problema conseguir pseudo, un ingrediente clave en un principio. Walter, tuvo que adaptarse y sustituyó el ingrediente por otra sustancia con tinte azul (metilamina). Al poco tiempo el tinte azul se convirtió en el distintivo más importante para el producto de Heisenberg.

5. Expansión

Con tan buen producto Walter y Jesse, pronto llegaron a su techo de distribución y tuvieron que encontrar un tercer socio con más capacidad, Gus Fring, utilizando su capacidad de distribución, económica y los contactos que ya tenía gracias a “Pollos Hermanos” rápidamente llegaron a otros continentes.

Breaking Bad  negocio perfecto 2

6. Tener un plan definido

Por mucha atención a esta lección de Walter, que para mí es probablemente la más valiosa.

Walter desde el capítulo uno tenía un plan definido, tenía un plan exacto, y sabía que quería reunir 700.000 dólares y sabía también exactamente en cuanto tiempo.

Aprendiendo de Walter, todos deberíamos de tener una cifra exacta en la cabeza.

7. Calcula bien los ingresos y los egresos

Ya cuando podían producir el producto en masa con el laboratorio que les montó Gus, en su lavandería. Había tantos intermediaros e imprevistos que Walter de repente se encontraba que todo lo que ganaba se esfumaba rápidamente. Aunque el modelo de negocio era prácticamente perfecto, no siempre fue tan rentable y aprendimos que siempre hay más imprevistos de los que pensamos.

8. Para ser el numero 1 tienes que dominar el mercado

Ya hablamos de que Walter, en un principio tenía un objetivo exacto de 700.000 dólares y también que su ambición comenzó a crecer.

Pero ¿Cuándo Walter pasó al siguiente nivel e hizo más dinero que nunca?

Al final de la serie tenía más de 80 millones de dólares, mucho más que sus 700 mil en un principio, tenía tanto dinero que no sabía ni donde guárdalo, ¿Cómo lo consiguió? “Dominando el mercado”. Aunque sus métodos sólo pueden suceder en una serie de televisión, Walter se las arregló para contactar a Lydia, vender su producto directo al distribuidor y quedarse con todas las ganancias.

9. Mentalidad positiva ante el fracaso

Hubo capítulos durante la serie que me ponía tan nervioso que saltaba del sillón, ya ni recuerdo los cientos de problemas y situaciones tuvieron que enfrentar Walter y Jesse. Sin embargo, Walter nunca bajo la cabeza, jamás se rindió ante el fracaso y se lo transmitía a Jesse.

Inclusive cada vez que se le presentaba un problema lo convertía en una oportunidad.

walter negocio 1

No se permiten comentarios

Artículo Anterior:

Siguiente Artículo