Para Hacerte Rico Necesitas Cambiar tu Mentalidad

por admin

en Cómo Hacerse Rico

Una de las cualidades que no te pueden faltar si te quieres hacer rico es tener una mentalidad positiva. Ya te contaré más adelante sobre la mentalidad positiva, porque para lograrlo primero tienes que cambiar tu mentalidad.

Una mentalidad negativa jamás te dará una visa positiva…

Lamento decirte que para cambiar tu mentalidad no conozco unos pasos a seguir. Además cada persona necesita cambios diferentes, algunos donde tienen fortalezas otros las tienen como debilidad y viceversa. Es importante conocer tus debilidades y fortalezas mentales, piensa ¿Qué es lo que te limita? Y ¿Qué es lo que te da dado resultado?

Cuando tengas la respuesta ponte manos a la obra. Muchas personas aconsejan enfocarse en fortalecer tus debilidades, y yo también creo que es importante, pero es más inteligente no enfocarse del todo, trabaja en tu debilidad, ¡sí! pero enfócate más en tus fortalezas porque es lo que mejor saber hacer.

Para conocer tus debilidades y fortalezas y finalmente cambiar tu mentalidad, debes de concéntrate y mirar dentro de ti, pero sobre todo ser muy sincero, sucede que a veces tenemos tanto miedo a la critica que no nos decimos la verdad ni a nosotros mismos. Tú eres la persona en la que más puedes confiar, no tengas miedo y sincérate contigo mismo.

Si quieres lograr tus sueños y entonces estás interesado en aprender cambiar tu mentalidad, te recomiendo leer un libro llamado “Los Cuatro Acuerdos”.

change-your-mind

Te comparto mi ejemplo; yo siempre que iniciaba un nuevo proyecto me hacía tantas preguntas de cómo es que lo iba a hacer que terminaba por no hacer nada, porque claro, jamás encontraba todas las respuestas.

Me di cuenta que es como ir al supermercado y querer todo tan perfectamente bien planeado que te preguntas en que semáforos vas a seguir y en cuales te vas a detener. Es imposible saberlo, en algunos te tocará el verde y en otros el rojo, ¿Qué sucede al final?… te adaptas.

Ahí fue cuando me di cuenta que era perfeccionista. ¡Que irónico pensé! se supone que era el tipo de persona que no comenzaba nada y lo poco que comenzaba no lo terminaba. Resulta que las cosas las planeaba con tanta obsesión que terminaba por hacerme daño.

Tome la decisión de cambiar, y cambié. Comencé por preguntarme cual era uno de mis más grandes sueños, cuando obtuve la respuesta sólo me decidí a hacerlo. Ya después con un plan definido iba resolviendo lo que se me presentaba.

Al final lo veo de esta manera, tienes que estar dispuesto a hacer lo que tienes que hacer para conseguir tus sueños, aunque muchas veces sea hacer cosas de las que no te sientas del todo cómodo. Pero créeme que al final, vale la pena.

6128691125_4858d2d71c_b

No se permiten comentarios

Artículo Anterior:

Siguiente Artículo